El alcalde de Lamas, Fernando Del Castillo Tang, fue intervenido por los agentes especiales llegados de Lima por una denuncia en su contra por los presuntos delitos de peculado doloso y concusión, denuncia interpuesta ante la entidad correspondiente por un supuesto agraviado.La autoridad edil fue detenida en el interior de la comisaría a donde acudió para solicitar garantías para su vida ya que durante un trabajo de inteligencia de la Dirincri de Lima descubrieron que sicarios de Trujillo tenían planes de asesinarlo. Se conoce, según información policial, que Del Castillo Tangle habría “cerrado” con un dinero a un ingeniero de nombre Joselito Sánchez Ramos, a quien ofreció la Buena Pro de una obra de 7 millones de soles, y éste le entregó como pago la suma de 50 mil soles, pero la obra no habría salido a su favor, y en este tiempo le estuvo cobrando sin respuesta positiva. Ante esta situación, el ingeniero, en su afán por recuperar su dinero, habría contratado los servicios de la banda de extorsionadores con sicarios incluidos de Alexander Campos Vásquez, (a) “El Borrego”, recluido en el penal, desde donde habría armado todo este maquiavélico plan. El alcalde de Lamas fue conducido primero hasta la sede de Medicina Legal en Morales, hasta donde llegaron amigos, familiares y simpatizantes que no se cansaron de mostrarles su apoyo incondicional. Luego fue conducido a la Divincri Tarapoto, en donde también lo esperaba otro grupo de personas, entre ellos trabajadores del municipio lameño. Incluso, hasta allí arribó el párroco de esa jurisdicción, quien se excusó de no dar mayores detalles sobre su presencia, pero que en suma respondía a un apoyo moral al alcalde lamista. Al cierre de esta edición, el burgomaestre lamista permanecía detenido en la referida dependencia policial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Villanueva gestionó adelantos para Odebrecht por 41 millones Un informe de auditoría de la Oficina de Control Interno (OCI) del Gobier...