Ordenaron asesinar al alcalde de Lamas

Una interceptación telefónica desde el penal “Piedras Gordas” ejecutada por un equipo especializado de la Policía de Lima, permitió desbaratar a una banda de extorsionadores que tenían en la mira al alcalde provincial de Lamas, Fernando Del Castillo Tang.
 La banda, conformada por 8 sujetos capturados en distintos lugares tales como Lima, Tarapoto, Bagua y Lamas, estaba aparentemente liderada por Alexander Campos Vásquez, alias “El Borrego”, ex líder de “Los Sanguinarios de Bagua”, preso en la cárcel de máxima seguridad de Piedras Gordas, en la capital de la república. Uno de los intervenidos fue detenido en Lima y traído hasta Lamas bajo estrictas medidas de seguridad. En tanto, hace dos días, se allanó el alojamiento “Elvis” en la cuadra uno del jirón San Martín de la capital lamista, capturando a un menor y a un joven de 18 años identificado como Samuel Vásquez Becerra, sindicado como primo de alias “El borrego”. Junto a estos últimos se halló un arma de fuego, mini Uzi. Otro de los detenidos, Julio Cacique Rojas, natural de Moyobamba, se decía que había sido trabajador de la Municipalidad de Lamas y conocía de cerca al alcalde; sin embargo, Julio Cacique, jefe de campaña de Toledo en el Alto Mayo, tendría otro tipo de vínculo con el burgomaestre lamista. Asimismo, Marco Campos Meléndez, chofer de la empresa Civa, fue detenido en Bagua cuando se trasladaba hasta la ciudad de Lima y traído también hasta la tricentenaria a fin de esclarecer su participación en el proceso. “A él se le detiene por haber transportado a dos menores desde Trujillo, presuntos sicarios contratados para matar al alcalde de Lamas, no hay otra vinculación”, señaló el abogado Arturo Álvarez Suárez. No obstante, se sabe que el juez, ante la petición de prisión preventiva para Campos Meléndez, dijo que en su teléfono se habría encontrado indicios con mensajes de la presunta extorsión al burgomaestre. Ayer en la mañana se vivió un inusitado movimiento en Lamas, porque cinco de los ocho detenidos, entre ellos dos menores que se encontraban en los calabozos de la comisaría, fueron llevados al Poder Judicial. En él, Samuel Vásquez Becerra, contó pormenores de su participación, dijo que fue obligado por su primo alias “El borrego” y señaló que aceptó por temor a que su pariente encerrado en Piedras Gordas cumpla su amenaza de matar a su familia. En tanto, Del Castillo Tang se mostró sorprendido por la noticia cuando fue consultado diciendo que no sabía nada, pero que no dio importancia a unos mensajes amenazantes y llamadas sucesivas de números desconocidos llegados a su teléfono celular. El alcalde lamista refirió que la situación es preocupante y desearía conocer los móviles del porqué los facinerosos llegaron hasta Lamas. Informó que conoce a Julio Cacique Rojas, con quien cruzó palabras hace algún tiempo, pero nada más, porque no lo une ningún vínculo amical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Confirman 4 años de prisión para director de institución educativa del caserío Santa Rosa La Sala Penal de Apelaciones de Moyobamba de ...