Entrada destacada

Estacionamiento de motocarros ocupan casi toda la calle: Caos vehicular en inmediaciones del Mercado el Huequito en Tarapoto. Des...

22 junio 2011

Suspenden lectura de sentencia a equipo periodístico “Enfoques”


Esposa de ex alcalde MPSM Sandro Rivero les denunció por difamación en caso de “ajuares

Ayer por la mañana se tenía prevista la lectura de sentencia a la periodista Glenda Mello, conductora del programa “Enfoques”, así como a los integrantes de su equipo periodístico, Hans Reátegui (productor) y Felipe Tipián (reportero), en el proceso judicial que les entabló la esposa del ex alcalde Tarapoto, Lissett Bartra Valdiviezo, por el sonado caso de los “ajuares”. Glenda Mello, así como los integrantes del programa Enfoques, llegaron antes de las 9 de la mañana, a la sede del Poder Judicial, ubicada en la tercera cuadra del Jr. Maynas, acompañados además de su abogado, el Dr. Luís Gonzaga, y luego de esperar por más de una hora, se retiraron del local judicial, sin escuchar la sentencia para la que fueron citados, debido a la ausencia del Juez Titular que estaba viendo el caso.
“La señora juez con un criterio saludable y razonable ha postergado los efectos de emitir sentencia hasta que se haga un estudio de autos, pues no es la titular. El tiempo para revisar el expediente ha sido demasiado corto”, refirió el abogado.
“En los 15 años de labor periodística que llevo es la primera vez que me citan para una lectura de sentencia. Anteriormente ya he sido absuelta de otros casos, pues se nos dio la razón.
En este caso la denuncia fue interpuesta por la esposa del ex alcalde Sandro Rivero, Lissett Bartra Valdiviezo, por el tema de la supuesta compra de los ajuares, cuyo dinero le fue entregado a ella en febrero por parte de un personal del municipio, y que luego de exigirle por diferentes medios que rinda cuentas, recién lo hizo en diciembre entregando el vuelto y con una factura que no está declarada ante la SUNAT”, precisó la periodista.
Cabe señalar además que hasta la fecha se desconoce el destino que tuvieron los mencionados ajuares, que se compraron supuestamente con la intención de ser obsequiados a todos aquellos padres de familia que inscribieran a sus hijos en los registros civiles de la Municipalidad Provincial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario