Rituales de buena suerte que dan color a la festividad de fin de año

La llegada del nuevo año es un evento celebrado con gran alegría en todo el mundo. Se festeja el 31 de diciembre, y es un día dedicado a despedir con alegría al año viejo, pero que al mismo tiempo marca el recibimiento del año nuevo que se inicia.
Por lo general, familiares y amigos, se reúnen en una casa, asisten a fiestas sociales, en ella se baila, se come, se canta y se bebe. A las doce de la noche, cuando suenan las doce campanadas, anunciando que llegó el año nuevo, se brinda por la esperanza de que sea un año mejor al que se fue.
LOS RITUALES
En medio de la celebración muchos son los rituales que se siguen para atraer el amor o la prosperidad.
Uno de los más importantes tiene que ver con la ropa. En Tarapoto como en otras ciudades, el uso de prendas amarillas trae consigo augurios de buena suerte, amor o fortuna.
Se dice que si lo que se quiere es amor, es indispensable que la ropa interior que se use el último día del año sea roja. Si lo que deseas es dinero tiene que ser amarilla. Y una cosa importante, es que sean regalados.
Otras tradiciones muy extendidas son: Las doce uvas: Cada persona debe comerse las uvas a las doce de la noche, si es posible una por campanada y pedir un deseo distinto en cada bocado. Más dinero: Hay quienes para garantizar la disposición monetaria reciben el año con un manojo de billetes entre sus manos que son contados.
Espigas: El uso de espigas para adornar la casa traerá paz y buena suerte para los miembros del hogar. Velas: También es frecuente el uso de una vela encendida para recibir el año y garantizar armonía y paz en el hogar.
Purificar el alma: Darse un baño de esencias para purificar el alma y recibir el año ligero, se ha puesto de moda con la entrada del nuevo milenio. Existen diversidad de aromas para cada caso y los más recomendados son: mandarina para la prosperidad y el dinero, rosas para el amor, mucura para limpiar las energías negativas.
En Tarapoto también se dan el baño con mucura, ritual de buena suerte para limpiar las energías negativas y atraer a las positivas.
Siempre que exista fe y buena voluntad se pueden hacer todos los ritos para atraer las energías positivas. Esta práctica no garantiza que nuestros deseos se cumplan, pero tendremos un buen ánimo para comenzar un nuevo año con buen pie.
Asimismo cuando den las doce campanadas usted puede hacer varias cosas según lo que desee: Salir y entrar de la casa con maletas, para viajar. Tirar un vaso de agua a la calle, para alejar las penas y las lágrimas. Abrazar a una persona del sexo opuesto en ese momento, para tener el amor de una persona, y otras cosas más que seguro se realizará las cero horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Villanueva gestionó adelantos para Odebrecht por 41 millones Un informe de auditoría de la Oficina de Control Interno (OCI) del Gobier...