Asociación de discapacitados de Cuñumbuque producen artesanía
La discapacidad no es sinónimo de incapacidad, así lo demuestran un grupo de 48 discapacitados del distrito de Cuñumbuque, agrupados en la Asociación de Discapacitados “Con Fe Todo se Puede”, quienes producen todo tipo de artesanía para la venta al público.
Esta asociación es presidida por una señora invidente, Jovita Trigozo Marina de 60 años de edad, quién perdió la visión a los 29 años producto de un derrame facial, estuvo dos años postrado en una cama con la esperanza de volver a ver, pero el destino fue otra.
Estando en Lima ya recuperada del derrame facial, menos la vista, estudio en la Unión Nacional de Ciegos, a su retorno a Cuñumbuque, estudió en el Centro de Rehabilitación Especial del Ciego (CREC) de Tarapoto durante siete años, donde aprendió varias actividades y manualidades que hoy está poniendo en práctica en su asociación con sus compañeros y compañeras.
En la visita realizada a la Asociación “Con Fe Todo se Puede”, observamos varios trabajos de artesanía que son producidos por ellos; por ejemplo trabajos hechos de arcilla: Tinajas para recoger agua, jarras para colocar flores, tinajas para chicha, olla para cocinar, maceteros, mocahuas, tiestos para comer y otros.
Asimismo elaboran tejidos de bombonaje como: Esteras, sombreros, canastas, aventadores para apaciguar el calor, escobas, esteras. También utilizan el huingo para elaborar pates, coladores y huimgos para cargar chicha y agua.
Los discapacitados elaboran de igual forma tejidos de hilo, confeccionan chumbes, pretinas, fajas. Con el
bagazo de caña, la cacpa de plátano y el cogollo de shapaja tejen esteras y canastos.
La venta de sus productos artesanales lo realizan en la misma asociación en Cuñumbuque a personas que llegan de diferentes partes del país y en la organización de algunas ferias artesanales, dijo Jovita Trigozo Marina.
Jovita Marina, ejemplo de mujer emprendedora tiene cinco hijos (todos mayores de edad), después de dar a luz al último de sus hijos sufrió la terrible enfermedad que le dejó ciega hasta hoy, sin embargo para ella la vida continúa y señala que la producción artesanal es una forma de empoderamiento para los miembros de la asociación, porque trabajan sin tener el apoyo de las autoridades y el presupuesto que ellos quisieran para mejorar y fortalecer la asociación y los trabajos que producen.
Dijo que el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (PRONAA) viene apoyándoles con la entrega de alimentos cada dos meses; refirió que de la municipalidad distrital de Cuñumbuque, en la gestión anterior no recibieron apoyó, esperando que esta nueva gestión cumpla con brindarles el apoyo con la instalación de un taller de alta costura para capacitar a los socios y socias de la asociación. Expresó que el único ingreso que tienen es el aporte de los socios que es de un nuevo sol mensual.
También aspiran contar con su local propio, y con un albergue para los discapacitados de toda la provincia de Lamas, para ello ya han solicitado a las autoridades regionales y locales el apoyo en la elaboración del un expediente técnico para buscar el financiamiento respectivo.
La Asociación de Discapacitados “Con Fe Todo se Puede” se encuentra ubicado en el jirón Prolongación 28 de Julio Nº. 307 a una cuadra de la Plaza de Armas de Cuñumbuque, si a caso alguna institución pública y privada quiere brindar su apoyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Villanueva gestionó adelantos para Odebrecht por 41 millones Un informe de auditoría de la Oficina de Control Interno (OCI) del Gobier...